Spinning scraping refritos y panda


 Hoy vamos a ver qué son un par de palabrejas muy usadas en SEO negro: spinning y scraping. También qué puede sucedernos si hacemos mal un refrito.

el SEO black hat es peligroso


 Escribo esta entrada porque he visto que el post sobre qué es un algoritmo ha tenido bastantes visitas y yo lo escribí pensando en algún que otro despitadillo nada más. Eso me lleva a pensar que doy por supuestas algunas cosas que igual al lector medio de SEO Para Torpes se le escapen. De nuevo, estamos ante una entrada para dummies. Tras la introducción sí comentaré algo sobre el panda, ese al que muchos temen pero a mi me cae bien.



 El spinning en SEO hace referencia al vocablo inglés spin ( giro ) y es una mala práctica que consiste en girar una palabra, por asi decirlo, y cambiarla por un sinónimo. Al repetir el proceso varias veces se consigue hacer de un texto varios o bien copiar sin que algunos sitios puedan avisar al autor porque el texto no es calcado.

Veamos un ejemplo: "El veloz murciélago hindú comía feliz cardillo y kiwi".
 Si tomamos este texto y en su lugar, en otra web, escribimos “el rápido murciélago hinduísta ingería contento cardillo y kiwi” habremos spinneado la frase.

Aunque hay gente a quien le va bien con esta práctica, lo habitual es que antes o después, más pronto que tarde, salte la alarma y tu sitio sea penalizado por el panda, que es el que se carga a los copiones. En un principio esto no era así, pero con cada actualización del panda lo van refinando más y más y ya no sólo afecta al copypaste.

un oso panda


 El scraping es el copypaste de varias fuentes propiamente dicho, cambiando cuatro cosas. Lo típico que uno hacía cuando debía entregar algo para el día siguiente pero al otro le esperaba un examen importante de otra temática. Google parece estar empenzando a detectarlo y no os engañeis, el lector no es tonto, es quien primero lo detecta.

 Cuando un sitio escribe contenido donde hay mucha definición, mucha composición ( ingredientes ), mucho texto que se debe calcar y aporta muy poco para enriquecer estos fragmentos, corre el riesgo de ser también penalizado por el panda. Y lo mismo sucede con las imágenes.



 ¿ Y qué es el refrito ? Esto no es un jerga SEO, sino universitaria. Es un scraping pero haciendo el esfuerzo de redactarlo uno mismo, adaptando el estilo de redacción para que no se note tanto. El refrito no es algo que a día de hoy sea un peligro para el posicionamiento natural de una web, aunque de nuevo suele notarse y da mala imagen.



 ¿ No puedo entonces reaprovechar o reciclar mis textos para otra web ?

 Por supuesto, puedes utilizar la información que contienen, incluso una estructura básica, pongamos por ejemplo, “ definiciones + objetivos + observaciones + conclusiones “, lo que no te conviene es ir copiándote a tí mismo y contar lo mismo de otra manera. Añade contenido nuevo, cambia el enfoque, la manera en que te diriges al público ( porque casi seguro que sea diferente en ambos sitios ), las imágenes o videos que acompañen, los enlaces salientes, la bibliografía hasta donde se pueda, incluso un poco el orden. Sí, te toca reescribirlo todo, pero la segunda vez irás más rápido, te lo aseguro.

 “Ya está otra vez el mapache aguafiestas”, estaréis pensando. Nadie ha dicho nunca que el buen hacer fuera un camino sencillo y mucho menos corto. Este año he podido retomar las clases de chino mandarín ( tras lo menos cinco años sin poder ir, no veáis cómo ando de perdida ) y creo que con el estudio de esta lengua por parte de un hispanohablante se puede establecer una buena equivalencia con lo que es la parte de montar una web o un blog y conseguir que tenga bastante tráfico de manera “legal” y mantenida ( supongamos que tenemos presupuesto cero para ello, que sólo podemos invertir horas de nuestro tiempo, imaginemos que no hay Semrush ni otras monerías ).



 Pues bien, se dice que estudiar chino es como intentar obtener un alfiler a partir de una gruesa barra de hierro o acero, porque no es cuestión de hacer grandes esfuerzos en un comienzo sino de constancia. Tres palabras al día, sólo tres, nos recomendaba aprender mi primera profesora. Y una vez a la semana, repasarlas un rato, y un día al mes volver a mirarlas. Intentar incorporarlas a nuestro vocabulario. Y que al cabo de un año ya veríamos.

 ¡ Increíble ! Algunas palabras se olvidaban, otras sonaban porque uno no le da mucho uso, pero a lo tonto y a lo bobo al cabo de un año terminábamos más o menos manejando tanto vocabulario por nuestra cuenta como el que estaba previsto que debíamos aprender con el temario. Cada uno de lo que más le gustaba, lo relativo a su trabajo a sus aficiones, mirando series subtituladas o entrando en foros a charlar y reírse un poco más que a estudiar. Los resultados fueron sorprendentes.

 En cambio, con el chino mandarín cuando uno desea avanzar muy rápido, al principio, corre el riesgo de tener una mala base que arrastrará toda su vida sin remedio. El primer año es crucial.

lo mejor es ir paso a paso, escalón a escalón


 Con un blog personal o una web no corporativa sucede algo parecido, uno debe ser muy exigente al principio para sentar unas bases, y coger una rutina. Después, según va sacando tiempo, solicita que le indexen en tal sitio, hace un intercambio de entradas en otro, visita comunidades virtuales para participar en ellas, aprende alguna cosilla como a enredar un poco con el código o a hacer algún cartel agradable a la vista, y cuando al cabo del tiempo mira hacia atrás ve que puede permitirse el lujo de tomarse unas vacaciones o de desconectar sin que se caigan las visitas, porque muchas de ellas procederán de los buscadores. Esa es la gran ventaja del SEO frente al SMO ( optimización en redes sociales ) entendidos como estrategias aisladas, que en realidad deben ser complementarias.


 Los proyectos corporativos ya son otra cosa, ahí hay prisas, estacionalidad, información perecedera, estrés, mucho estrés por la competencia que ya estaba bien posicionada antes de intentar hacernos un hueco nosotros...


 El caso es que si uno va a su ritmo o como buenamente puede, generando contenido original, acostumbrándose a aportar un toque personal o algo más que los demás ( que algunos, claro, no se puede ser el mejor en todo ), intentando aportar calidad se va a encontrar que seguramente contenga mejores resultados que quienes apostaron por cantidad, aunque publiquen 10 veces más entradas que uno. Además no deberá temer al panda, no al del 2015. El pingüino ya es otro tema mucho más delicado, pero el panda, en mi opinión, no es un bicho a temer si uno juega limpio.


 Prometí que no iba a haber mucha jerga. Si alguien no tiene claro en qué se diferencian el panda y el pingüino dejo link a una entrada antigua ( http://seoparatorpes.blogspot.com/2013/05/el-panda-y-el-pinguino-amigos-o-enemigos.html ).


 Ahora la cosa está refinándose, el panda no sólo castiga el copypaste y el pingüino sigue teniendo un lado amigable y otro que no lo es tanto. Como resumen de esta entrada podría decir que a la hora de obtener tráfico para un sitio, y aquí incluyo las redes sociales, no sólo el SEO, a largo plazo se obtienen mejores resultados con la estrategia relajada pero persistente. Los atajos, aunque tentadores, suelen estar sin asfaltar y nos podemos hacer daño si los elegimos, aunque también dependerá de la experiencia que uno tenga y de su agilidad, de sus genes.


 Yo, personalmente, no me la juego.


 Publicado por primera vez en http://seoparatorpes.blogspot.com 

1 comentario:

  1. Agradezco este tipo de entradas paral os que andamos algo más perdidos... en lo personal, creo que mi estrategia es esa, escribir los textos a mi bola, currármelos con mi toque personal siempre, es algo que he tenido claro desde el principio y creo que dentro de lo que cabe no me va mal del todo en tema buscadores, aunque todo es mejorable : )

    ResponderEliminar