Como hacer la Pascua a la competencia

 Once consejos efectivos para sobresalir entre tus competidores.


 Muchos blogueros se complican pensando en cómo superar en visibilidad a sus competidores, cuando la fórmula es bien sencilla. Ojo, sencilla de entender, nadie ha dicho que no cueste esfuerzo ( lo siento si te he decepcionado ).

blog rings
 Hay quien ve el blogging como una lucha feroz.


 En general estas entradas las publicaba en mi blog de cosmética, porque se suelen dirigir a un tipo de blogueros especial, de los que lo quieren todo y rápido. Los bloggers de marketing on line y SEO estáis muy por encima de este nivel, aunque si alguien desea quedarse a leer, es bienvenido. Veréis que no hay nada nuevo bajo el sol en esta entrada, aunque sí estrategias para la competencia leal que funcionan. El caso es que hay bitácoras de otras temáticas más allá que la belleza o las plantas medicinales que pueden beneficiarse con esta lectura, y si lo coloco en el otro sitio no lo van a ver.




 Además comento que a partir de ahora, este tipo de entradas, aún cuando se dirijan sólo a blogs de moda o belleza, estarán aquí, en SEO para Torpes.

 Hoy no vamos a hablar de SEO apenas, sino de sentido común, ese que dicen es el menos común de todos los sentidos.


 ¿ Qué hacer para sobresalir sobre los demás, tener más visitas, mayores conversiones de venta o de ingresos por publicidad y hacernos un hueco en nuestro nicho ? Pues además de usar un poco de SEO blanco y respetar la usabilidad, seguir estas premisas.

escalera ascendente
Lo ideal es subir peldaño a peldaño.



- No copies. Parece obvio, pero está a la orden del día. No copies ni el diseño, ni los temas a tratar, ni la URL de tu competencia. Si los demás hablan de té verde, por ejemplo, tú puedes publicar un post sobre el tema, pero céntrate en otro té, por ejemplo el té blanco. La gente se satura por leer siempre lo mismo, y sólo visita dos o tres sitios que traten del mismo tema.

 Cuando un tema es “el tema” de una temporada, la competencia se vuelve feroz pero el efecto es pasajero, en general no merece la pena el esfuerzo. Hay una excepción a este punto, y es si quieres escribir sobre algo que va a ponerse de moda, pero eres de los primeros en publicar algo bueno. Por ejemplo, sobre un nuevo sistema operativo. Entonces sí, adelante.

 Repito, algo bueno. El otro día leí que era muy difícil no escribir sobre lo mismo que los demás y me quedé ojiplática. ¡ Será por temas ! Si realmente no puedes, dedícate a la curación de contenidos o a otra cosa, por que vamos...

 A la competencia sólo se la mira para inspirarse en lo que hacen mejor que nadie, jamás para ser una copia. O ni se la mira, no es necesario si sigues los otros consejos de este post.


- Te conviene ser el mejor en algo. Como te advertía, nadie ha dicho que sea sencillo. Puedes ser el mejor en las imágenes de un tema, en las entradas de una de las etiquetas de tu blog, ser el más simpático en las redes sociales, lo que quieras, pero debes intentar ser el mejor en algo, para que los lectores te sigan la pista, te conozcan y se queden, se suscriban por mail o, simplemente, te visiten de manera regular cada cierto tiempo.


- Calidad, calidad y más calidad. Esta es la frase que un amigo mío repite como un mantra cuando se refiere a su estrategia de negocio, un restaurante. Y le funciona. Muchos que se reían de su esfuerzo han cerrado hace años, y mi amigo ahí sigue, en un sector complicado.

 Aplicado a un blog, personal o corporativo, calidad implica aportar contenido de valor, útil, nuevo, sin faltas de ortografía.

 Tener una estrategia, estructurar las entradas para hacerle más cómoda la lectura al visitante, no quedarse en la superficie ( si es necesario preparar una serie de entradas relacionadas para no saturar al newbie ).


- Equilibrio entre aquello sobre lo que se nos apetece escribir y lo que demanda el público. Esta es una opinión completamente subjetiva, es lo que pienso sobre el eterno debate entre si se debe escribir lo que el público quiere leer o lo que a nosotros se nos apetezca, ahora refiriéndome a un blog personal, no corporativo. Si escribimos sólo lo que los demás desean, vamos a acabar quemándonos y transmitiremos la desgana en nuestros textos. Si sólo opinamos de lo que más nos llama la atención, caemos en el riesgo de ser tan frikis ( ¡ presente ! ) como para tratar temas de nichos muy pequeños, o hablar de productos a los que el lector no puede acceder.

 Caso aparte serían los blogs donde interese aplicar SEO local.


 - Apearse del burro si hace falta. Aquí me estoy refiriendo a estrategias SEO y SMO. Las reglas del juego cambian y cuando esto sucede es mejor adaptarse a los nuevos tiempos que intentar emprender una lucha en solitario. Recordemos el ejemplo del fuerte árbol y el flexible junco, ¿ a quién derrota el viento ?


- Pero no hagas cambios drásticos. O sí, aunque sólo si estás dispuesto a asumir las consecuencias. Esto viene al hilo del punto anterior, uno debe ser flexible y adaptarse, pero también debe entender que todo cambio sustancial se va a traducir en variaciones en el número o el target de los lectores, y estas oscilaciones pueden sernos favorables o no. La mejor manera de prevenir un desastre dado por un mal paso es hacer los cambios que necesitemos o nos apetezca probar de una manera paulatina, escalonada. O crearse un nuevo blog con otro enfoque, ¿ por qué no ?

escalera de caracol
Toda dirección tiene dos posibles sentidos.


 - Credibilidad: El es CV de un bloguero, lo más valioso que puede poseer. Y una vez que se pierde la credibilidad, resulta muy difícil de recuperar, al menos ante mis ojos.

 Os comento ejemplos concretos que he visto. Puedo seguir un consejo de un bloguero e irme mal una vez, y no pasa nada, dos ya me mosquea, y con tres veces pasa a ser persona de poca confianza, con lo que dejo de seguirle.

O puedo pillar a alguien mintiendo descaradamente en su blog, y aquí hago alusión a las bitácoras de moda o cosméticos. Si descubro a alguien intentando vender en un mercadillo de esos raros el cosmético que juró y perjuró que era lo mejor que le había pasado en su vida, vamos mal. Si para colmo el producto en cuestión está sin desprecintar, apaga y vámonos. No hablo de cosméticos que se puedan adquirir en cualquier tienda, ojo.

 El tema es que tú intentas incitarme a que compre tal o cual cosa porque te parece estupenda, pero luego resulta que ni lo has probado o no te gusta. Fin de la credibilidad del autor.

 Lo mismo podría decir de quien intenta venderme sus productos pero resulta que para sí usa los de la competencia.

 Si yo veo estas cosas es porque no tenéis ni un mínimo de cuidado dado que no lo busco, me lo encuentro de sopetón y voy tachando de la lista.

 Para quien vaya a decirlo, la credibilidad poco o nada tiene que ver con que un blog genere beneficios al autor. Es más, quien vive de su blog será quien más cuide su credibilidad, porque sin ella se queda sin su sustento y las facturas no se pagan con amor ( los blogs de moda y belleza son un mundo hostil XD ).


- Esquemas, ideogramas, infografías... no “escupas” las entradas. Si con la calidad de contenidos ya os hablaba de tener una estrategia de publicación, ahora voy más allá. Cuando crees o modifiques un blog ten siempre a mano papel y bolígrafos de varios colores, haz esquemas para uso propio e ideogramas sencillos sobre los objetivos que intentas conseguir y la manera en que piensas lograrlo.

 En tus entradas, cuando sea de ayuda para el lector, intenta incluir gráficos, resúmenes o infografías, haciendo un balance entre tiempo invertido y conversión ( lecturas en un caso, ingresos en otro ).

 Ten en cuenta el tiempo del que dispones para cada tarea y asígnale un valor. No tiene por qué ser monetario, es una magnitud para poder comparar, nada más.


- Experimenta por tí mismo, no hagas “refritos”. Cuando estaba en la universidad llamábamos refritos a los trabajos que se entregaban para salir del apuro, juntando un poco de aquí y de allí pero sin agregar nada nuevo ¡ porque ni te habías enterado de qué iba el tema ! Ojo, que muchos profesores también los hacían.

 Pues eso en un blog queda igual de mal que en la universidad. Aquí me refiero más a los blogs de SEO y de marketing on line, habla de tus propios experimentos, no de los demás. Al menos es algo que yo tengo muy en cuenta a la hora de decidir a quién visito con regularidad y a quién no.

 Un refrito de vez en cuando tiene un pase ( el equivalente a los posts de “acabados” en cosmética ), pero un blog de refritos ofende a la vista, y yo me lo tomo como que se tiene al lector por tonto o algo peor.


- Y este consejo es de mi propia cosecha: no seáis cansinos. Publicando cinco veces al día tu entrada X en tu fan page sólo lograrás que deje de seguirte. Porque son cinco de tu entrada X, más otras tantas de la Y y un par de la Z. Y se me llenan las redes sociales de ruido.


- Para finalizar, recuerda que no se puede gustar a todo el mundo. Cuanto más te diferencies de los demás, mayores sentimientos generarás en el lector, habrá a quien le gustes, habrá quien te siga y quien se acuerde de todos tus difuntos. Tú decides si eliges ser diferente o no.


Y estos son los misteriosos bests practices. Hoy me despido con mi habitual “besitos de mapache”.

9 comentarios:

  1. El consejo que más me gusta es el último, hay que encontrar tu sitio y una vez lo encuentras y te sientes cómoda pues a seguir : )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ufff, pues creo que no lo has entendido. No se trata de comodidad, sino de asumir o no riesgos. Luego, eso sí, cada uno a su estilo o cómo guste o le convenga, por supuesto.

      Eliminar
  2. Vale, creo que no tengo el más mínimo sentido común bloguero seoístico XDDDDD aunque hay cosas que ya hacía como no copiar (como si los lectores no se fueran a dar cuenta, puaffff) y hablar de las cosas como las experimento y/o vivo, algo voy haciendo bien jejejejejejejeje.
    Gracias por los consejillos, nunca están de más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tuyo, Mirian, es grave porque sabes hacer cosas resultonas como el tema de los atributos ALT en as imágenes y toda la parafernalia esa y no lo aplicas. Asi no se llega a ser "gufrú" ( bueno, o sí, ahora que lo pienso sí XD ).

      Eliminar
  3. Buenos consejos, vengo del tag BEE.
    Saludos
    Raquel

    ResponderEliminar
  4. Hola !! Me ha gustado mucho el post... Yo soy un poco novata en esto del SEO, no lo entiendo muy bien.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Angela: Pues aprovecha y pregunta por aquí lo que necesites, que si puedo te lo explico de manera sencilla. Estoy en principio disponible on line al menos hasta final de año, aunque a veces tardo días en contestar pro asuntos personales.

      Entender el SEO resulta algo sencillo para alguien de ciencias, al fin y al cabo no es más que intentar desentrañar un algoritmo. Hay herramientas gratuitas que ayudan, y herramientas d pago que ahorran tardes enteras de mirar cosas, pero a nivel de bloguero o usuario no hacen falta. Pero sí es cierto que si sabes un poquito de SEO obtienes muchos mejores resultados a nivel de visitas. Y básicamente, de ese poquito y de alguna cosilla sobre la que se me apetezca reflexionar, relacionada con el marketing on line, va este blog. Lo más complicado para el dummie son dos cosas: una, las definiciones, que una vez las conoces se te abre un mundo porque entiendes lo que lees; y la otra es distinguir quién te intenta engañar. Si te dicen que te sientas a rascarte la barriga y tu blog se posiciona solo te mienten, o intentan venderte algo.

      Bienvenida.

      Eliminar
  5. te he conocido por el tag BEE, me parece super interesante el post. nunca viene mal recordar ciertas cosas aunque sean de sentido comun
    un beso

    ResponderEliminar
  6. A mi lo que me parece Básico es la sinceridad. Y esto es algo que me está haciendo borrar muchos blogs que seguía porque no lo son. Una lástima... ;)

    ResponderEliminar