La Usabilidad, Otro Aspecto Importante

 La usabilidad es un concepto que resulta sencillo de entender. Uno de los especialistas en estos temas, Jakob Nielsen, la define como"un atributo de calidad que mide lo fáciles de usar que son las interfaces web".

 Se puede hablar de usabilidad de una web o de software, yo voy a referirme al primer caso. Imaginemos que una persona que no está muy puesta en la navegación por internet llegara a nuestra web o bitácora en busca de determinada información o de determinado producto que deseara comprar. ¿ Podría conseguir lo que busca y con rapidez, necesitaría dar varias vueltas por nuestro sitio hasta lograr su objetivo, o acabaría desistiendo ? Y, lo fundamental, ¿ se sentiría satisfecho de haber visitado nuestro sitio ? En el caso en que su experiencia como no experto fuese positiva, seguramente podría decirse que nuestro blog, web corporativa o tienda on line tiene una buena usabilidad. La relación entre la usabilidad y el SEO es sencilla: el SEO facilita que nos encuentren cuando no nos conocen, pero si no ofrecemos buenos contenidos, o no consiguen encontrar lo que buscan en nuestra web, lo más probable es que no nos vuelvan a visitar y todo el trabajo SEO habrá sido bastante inútil, en especial en el caso de webs corporativas o de tiendas on line. En realidad entra todo dentro de marketing on line, el gran cajón desastre de estas cuestiones.


 No existe un baremo 100% fiable que indique la usabilidad de una web con un valor numérico, pero sí hay una serie de acciones a seguir y otras a evitar con el fin de incrementar la usabilidad de un sitio on line. Algunas son de puro sentido común:

- Se debe intentar que la web sea visible en los principales navegadores, no sólo en unos pocos. Por este mismo motivo se aconseja no abusar del contenido flash o de los frames, es decir, no poner muchas cosas animadas porque hay navegadores que tienen dificultades para mostrarlos. Si se usan, que no contengan información importante.

- También es importante que nuestra web o blog pueda ser leído correctamente desde dispositivos móviles, dado que cada vez es mayor el porcentaje de la población que los emplea de manera habitual.

- Conviene ofrecer más de una vía para llegar a una misma información, en especial en sitios que ofrecen mucho contenido. Imaginemos buscar un artículo en una web que ofrece más de mil, se agradecería que el sitio tuviera un buscador interno, un grupo de pestañas o enlaces que agrupen temas similares y tags relacionados, además del típico archivo cronológico que suelen mostrar los blogs.

- Es necesario pensar en los usuarios con dificultades sensoriales que nos puedan visitar y hacerles el sitio amigable. Por ejemplo, yo puedo leer perfectamente letra blanca sobre fondo oscuro, pero sé que hay personas a quienes les cansa la vista, por eso no lo empleo en casi ningún sitio, y si lo hago ( en algún sitio muy personal ) empleo un tamaño de letra bien visible. Por el contrario, a mí me marean las webs que presentan muchas animaciones y con rapidez, como puede ser un carrousel de imágenes que esté acelerado o algunos blogs de cosmética. Y como me marean en sentido literal, pues salvo por absoluta necesidad, no vuelvo a visitar esos sitios, dado que mi experiencia con ellos ha sido desagradable.

- Para finalizar, es aconsejable acortar el scroll, es decir, lo mucho que debemos dar a la ruedecilla del ratón para llegar a ver el pie de página. El motivo es bien sencillo: la gente se cansa, no suele llegar al final y tendremos una buena parte de cada URL desaprovechada, incrementando de nuevo que quien nos ha visitado porque nos ha encontrado en un buscador no regrese.

 Si os sirve de consuelo, he visto webs corporativas con una usabilidad pésima. En el fondo, tener una web con buena usabilidad sólo requiere ponerse en la piel de nuestros posibles visitantes, en especial, como se ha señalado, de los internautas inexpertos.